La Percepción Que Tengo De Dios Y Su Influencia En Mi Vida

Jair Arody del Valle

Como seres humanos, creados a la imagen de Dios, fuimos dotados de aspectos o atributos que el Creador comparte con nosotros, por lo tanto algunos de esos atributos podemos, hasta cierto grado, describirlos: amor, respeto, misericordia, libertad, etc. Pero, la santidad de Dios es uno de los aspectos más complejos o difícil de explicar por el ser humano, tal como describen los estudios realizados por Rodolfo Otto (citado por Sproul, 2000), en los cuales menciona que hay algo superficial acerca de la experiencia humana con lo santo, algo que no puede ser expresado con palabras, donde la sensación más cercana para describir lo santo es un gran sentimiento de ser criaturas.

¿Qué nos dice la percepción que tenemos de la santidad de Dios y la influencia en nuestras vidas?

 

  1. Comparte con tus amigos
  2. ¿Qué significa santo? El significado elemental de santo es la palabra "separado" o "apartado". Para Sproul (2000), desde una perspectiva contemporánea podríamos usar la frase "un corte aparte" y, Ulloa (s.f), la describe como "único en su clase".
  3. ¿Cómo describes la santidad de Dios? Si aplicamos la descripción de la palabra santo a Dios, no significa sólo un aspecto o atributo de El, ya que en la Biblia se nos habla de objetos o cosas que El santificó, es decir que apartó, como por ejemplo: el sábado, vestimentas del sacerdote, diezmo, el pueblo de Israel, espacio de tierra, templo, etc., por lo tanto decimos que esas cosas u objetos son santos. Al hablar de la santidad de Dios, lo hacemos desde una perspectiva más amplia; la palabra santo es usada como un sinónimo de su deidad, es decir, se refiere a todo lo que Dios es (Sproul, 2000), por lo que la santidad de Dios va más allá de una simple separación, ésta santidad implica trascendencia, es decir exceder los límites conocidos. La Santidad de Dios es una forma de comprender su Majestuosidad y nos hace mirarlo con asombro.
  4. ¿Algunas vez has experimentado las trascendencia de Dios, de tal forma que  has sido sobrecogido y quebrantado por la presencia de Dios?
    • Sugiere a tu interlocutor que comparta algo contigo como respuesta a la pregunta anterior, pero antes de hacerlo compártele tu experiencia. Por ejemplo, en mi caso, recuerdo que cierto compañero me preguntó que si alguna vez en mi mente habría cruzado el siguiente pensamiento: ¿qué habrá después de mi en el universo? y ¿qué hubo antes de mi y de la creación en el universo? Recuerdo que el único pensamiento que me asaltó fue de temor, al saber que al morir después de mi no sabré nada y que antes de mi no sabía nada. Pero el único pensamiento que puede trascender a la nada y darnos esperanza, es pensar y creer en la santidad de Dios.
    • Las sagradas escrituras nos dan ejemplo de personajes que entendieron la santidad de la presencia de Dios; personajes como Daniel, Ezequiel, Isaías, Jacob, Job, Juan, Moisés, Pedro, etc. ¿Cómo entendieron estos personajes la santidad de Dios?, todos estos personajes tuvieron un encuentro con Dios, de tal forma que cuando El aparece, el ser humano tiene temor al descubrir la gran magnitud de su pecaminosidad, comparada con la pureza y santidad de Dios. Una de las cosas más hermosas en todos estos ejemplos, dada la naturaleza santa de Dios, el ser humano es capaz de comprender que necesita recibir perdón, dando como resultado adoración a nuestro Dios.
    •  En el contexto de la adoración a nuestro Dios y su santidad, las sagradas escrituras nos hablan de que aún los ángeles no caídos, ante la presencia de Dios, cubren sus rostros y pies, esto sin duda alguna manifiesta la reverencia y asombro inspirado por la inmediata presencia y santidad de Dios. Por lo tanto, si los ángeles expresan tal reverencia ante la presencia de Dios, ¡Con cuán profundo respeto deberíamos nosotros como criaturas en pecado, intentar acercarnos a El! La reverencia mostrada por los ángeles ante la presencia de Dios, debería recordarnos nuestro atrevimiento, cuando llegamos de forma apresurada, irreverente e imprudente ante su presencia, como sin duda alguna nos habrá pasado, porque no entendíamos lo que es su santidad.

 

  1. Comparte con tu clase de escuela sabática

Registra las reflexiones de las actividades anteriores y los aportes de tus amigos. Comparte con tu clase de escuela sabática y anima a los miembros de la misma a estudiar la Biblia diariamente.

 

Referencias:

Sproul, G.C. (2000). The Holiness of God. Tyndale House Publishers, Inc.

 

Ulloa, Esteban (s.f).  La Santidad de Dios. Recuperado de http://www.sermoncentral.com/sermons/la-santidad-de-dios-esteban-ulloa-sermon-on-gods-holiness-64368.asp


Artículos de Jair Arody del Valle

Más de ESU